25 de març 2012

Corriente

Como el vaivén del mar,
mis deseos corren el agua
ahora cojo, ahora suelto,
siempre buscando un ancla
entre la arena de tu pelo,
y tus manos, y tu espalda.

Cap comentari: